No te gusta la publicidad ¡A nosotras tampoco!   :)

Pero este Blog lo hacemos un pequeño grupo de chicas con toda la ilusión del mundo y tenemos que poner muy poca publicidad para poder pagar servidores y dominios Web, Webmaster, sorteos, etc.

Por eso te rogamos por favor que consideres quitar tu bloqueador de publicidad como AdBlock para que podamos seguir con nuestra ilusión de escribir para ti.
¡Gracias! Estamos seguras que tu Karma te devolverá este buen gesto que ahora tienes con nosotras   :)

Lámpara con sensor de luz para dormitorios de niños y bebés

Ideal para la habitación de los niños, lámpara nocturna con sensor de luz, sin interruptor y de bajo consumo energético.

Comprar lámpara con sensor de luz

¿Cuántas veces tus hijos te han dicho que les da mucho miedo dormir con la luz apagada? Entonces si dejas las luces encendidas de t hogar el gastos será enorme, y los más pequeños no aprenderán a dormir solos y tranquilos. En ese caso tienes la posibilidad de tener una lámpara quitamiedos.

Lámpara con sensor de luz para dormitorios de niños y bebés

¿Qué es la lámpara quitamiedos?

Es muy sencillo, solo debes colocarla en un lugar estratégico dentro de la habitación de tus hijos, esta lámpara de luz tiene muchos beneficios, uno de ellos es que no necesita interruptor, la lámpara se acciona  automáticamente cuando no hay luz suficiente en el ambiente ¡Increíble! ¿No?

Solo debes tenerla en casa y cuando no haya suficiente luz, el sensor de la lámpara quitamiedos encenderá su luz LED.

No debes preocuparte por el consumo eléctrico de esta lámpara de luz automática, ya que cuenta con eficiencia energética, para que ahorres lo suficiente con su uso. Así que tranquilo, esta lámpara puede durar toda la noche dándole un poco de luz alguna parte de tu hogar.

Puedes colocar la lámpara donde quieras, no solo en el dormitorio, también en el pasillo, la cocina, la sala, donde pienses que necesitas tener un poco de luz.

La lámpara de luz quitamiedos con sensor transmite una luz blanca muy suave, lo suficiente para dar luminosidad a un dormitorio, pasillo o cocina y quitar el miedo de los más pequeños, como una luz tan moderada como para que no perturbe las horas de dulces sueños de los niños.